Fiestas de Sant Antoni

  • Fiestas

Descripción

Cuando acaban las fiestas de Navidad, cuando nos hemos apuntado al gimnasio pero todavía no hemos ido ninguna vez es cuando aparecen en escena las fiestas de Sant Antoni, en torno al 17 de enero, que son una de las fiestas más arraigadas y típicas de Mallorca. Se celebran en bastantes municipios de la isla con distinta intensidad y fervor y la temática de la fiesta va relacionada con el fuego y el demonio.


Sant Antoni nació en Egipto en el siglo III en el seno de una familia adinerada cristiana. Decidió donar la fortuna heredada entre los pobres al quedarse huérfano, excepto una parte que serviría para que su hermana, que quedó a su cargo, tuviese una vida acomodada. Se fue al desierto a vivir como ermitaño, donde sufrió grandes tentaciones por parte del demonio y su gran amor a los animales le hizo convertirse en patrón de los animales y los agricultores se encomendaban a él para obtener su protección para los trabajos del campo y las cosechas. Murió el 17 de enero del año 356.


En los días previos al 17 algunos municipios se animan con preparativos de la propia fiesta pero el día importante se celebra la víspera del santo, con la llamada Revetlla de Sant Antoni, donde se encienden hogueras y la gente acude a las "torrades" para probar las sobrasadas y botifarrons que embutieron durante las "matances". La fiesta incluye la salida de dimonis, caparrots, pirotécnica y correfocs que simbolizan las tentaciones que tuvo que sufrir Sant Antoni; y también las glosades, que son pequeñas composiciones rimadas y normalmente improvisadas, acompañadas del ritmo de las zambombas.


Desde aquí os recomendamos asistir a cualquiera de los pueblos que celebran Sant Antoni, pero son especialmente importantes las que se celebran en Manacor, Sa Pobla o Pollença.


En el siguiente enlace podrás encontrar los programas de fiesta de los pueblos que celebran Sant Antoni: Fiestas de Sant Antoni